Messe internationale Lourdes

Usted está aquí

Pasar por la Gruta de las apariciones

Avancen hacia la Gruta de las apariciones y pasen bajo la roca: verán la fuente y la famosa imagen de Nuestra Señora de Lourdes. Una experiencia ineludible. La Gruta es el teatro de los acontecimientos excepcionales que tuvieron lugar en 1858.

La Gruta de las apariciones es el corazón del Santuario. La fuente y la imagen de Nuestra Señora de Lourdes que allí se encuentran son el objeto de toda la atención de los peregrinos. La Gruta, por sí misma, dice mucho del Mensaje de Lourdes. Está cavada en la roca, como en eco a esta palabra de la Biblia: “El Señor es mi roca, mi salvación, mi ciudadela” (salmo 62, 7). La roca es negra y el sol no llega a penetrar nunca en la Gruta: la Aparición (la Virgen María, la Inmaculada Concepción), al contrario, es sólo luz y sonrisa. La hornacina donde se encuentra la imagen marca el lugar donde se encontraba la Virgen María la mayoría de las veces: es como una ventana que, en este mundo oscuro, abre sobre el Reino de Dios.

Se puede dar un sentido personal a cada paso por la Gruta o pararse delante de ella.

La Gruta es un lugar de oración, confianza, paz, respeto, unidad y silencio.

Los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI vinieron a rezar en esta Gruta.

¿Cómo es?

Découvrir la grotte en touchant le rocher
La Grotte de Lourdes
Chapelet récité en italien à la Grotte
Jeune fille touchant le rocher de la Grotte des Apparitions

Sur le même thème