Les cierges aux brûloirs

Encender una vela

Pèlerins de l'UNITALSI déposant un cierge pendant le national italien 2016

¿Por qué encender una vela en Lourdes? Al dejar una vela en el Santuario, cerca de la Gruta, también dejan sus intenciones de oración, piensan en los allegados...

El 19 de febrero, durante la cuarta aparición, Bernardita llega a la Gruta por primera vez con una vela bendita. La mantiene encendida en la mano hasta el final. De ese gesto nace la costumbre de encender velas. Como ella, todos estamos invitados a encender y consumir velas en el lado derecho del río Gave, en la capilla de las luces que es propicia a la oración y al recogimiento. El papa Francisco dijo: “Cuántas obras se convierten en oscuras por falta de luz, por falta de oración. Lo que mantiene, lo que da vida a la luz cristiana, lo que ilumina, es la oración.”

De vuelta a casa pueden hacer brillar la luz de la esperanza en Lourdes, con el servicio “Poner y encender una vela”

¿Lo sabían? Pueden encontrar en el Santuario expositores con velas a su disposición. No se venden las velas, pero se pide una “ofrenda aconsejada” (cada uno da lo que puede). Estas ofrendas son una importante fuente de ingresos para el mantenimiento y el funcionamiento del Santuario.

A quoi ça ressemble ?

Les cierges aux brûloirs