YOUCAT: mostrar «algo nuevo»

Publicado 16 agosto 2021 - 15:55

El papa Francisco en su carta apostólica «Motu Proprio: Sanctuarium in Ecclesia» publicada en 2017, invita a los santuarios más importantes del mundo a no contentarse con proponer visitas turísticas o simplemente marcadas por las devociones populares a los peregrinos. El Santo Padre invita a los santuarios, en el impulso de la nueva evangelización, a organizarse para permitir que los peregrinos descubran «algo nuevo».

«Descubrir algo nuevo»

Para responder a esta llamada, el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes y la Fundación YOUCAT se han puesto manos a la obra. Tras el éxito de la edición de 2019, se planeó una continuación para 2020 pero, lamentablemente, debido a la pandemia del Coronavirus, fue cancelada.

Este año, del 20 de julio al 20 de agosto, ¡todo vuelve a empezar! Cuatro nuevos misioneros de YOUCAT, procedentes de Alemania, Líbano y Costa Rica, están muy contentos de poder ofrecer entretenimiento en la ciudad mariana.

Johny Alkhoueiry (20 años, libanés) cuenta su primera semana. «¡Nuestra misión tiene un gran significado y apoya la esperanza cristiana en estos tiempos de agitación y crisis!

Hemos rezado y participado en las diferentes actividades que ofrece el santuario para comprender mejor el mensaje de Lourdes. También hemos participado en el montaje del stand de YOUCAT en el ‘Parvis Sainte-Bernadette’ (la plaza de santa Bernardita).

Junto con YOUCAT, este lugar reúne a varios grupos católicos: el Servicio de las vocaciones, el CCFD Tierra Solidaria, Pax Christi y las Obras Misionales Pontificias, que ofrecen diferentes programas o exposiciones para jóvenes y peregrinos individuales».

Una hermosa aventura con muchos niños

Todo empezó de forma intensa: muchos niños participaron en el taller acompañado de música, baile y diversas herramientas de YOUCAT for Kids. Por supuesto, las mascotas Bob y Lilly, dos personajes del catecismo infantil, estuvieron presentes.

Los voluntarios de Youcat ponen toda su energía, creatividad y esfuerzos en manos de Nuestro Señor y de Nuestra Señora de Lourdes. También confían su misión a nuestra Madre Iglesia y a los jóvenes que encuentran.